Los cilindros hidráulicos se utilizan para el blocaje de piezas a mecanizar o para tareas de movimiento o de accionamiento hidráulicos. Roemheld tiene una línea de cilindros hidráulicos con amortiguación final opcional.

La amortiguación regulable de estos cilindros evita un choque demasiado duro del pistón en el cuerpo del cilindro en las aplicaciones siguientes:

1. Velocidad elevada del pistón

2. Carga suplementaria en el vástago del pistón

3. Si no es posible colocar un tope externo para absorber la carga suplementaria.

La amortiguación final reduce el caudal en los últimos milímetros de la carrera y, por consiguiente, la velocidad del pistón y la energía en las posiciones finales. La amortiguación final es regulable y el efecto de amortiguación puede adaptarse a la aplicación correspondiente. Además ambas posiciones finales pueden regularse independientemente uno de otro.

Ventajas

  • Amortiguación final regulable opcional
  • Velocidad máx. de desplazamiento del pistón 0,5 m/s
  • Juntas tipo Glydring, de desgaste y rozamiento reducidos
  • Duración elevada por la utilización de anillos de guía al pistón y al vástago del pistón
  • Estanqueidad casi perfecta gracias a la doble junta del vástago del pistón
  • Vástago del pistón templado por inducción y cromado duro
  • Rascador de suciedad efectivo
  • Arandelas amortiguadoras autocentrantes que intervienen como válvula antirretorno en ambos extremos del cilindro para poder arrancar sin estrangulación
  • Las roscas y centrajes en ambas cabezas del cilindro permiten el montaje de accesorios no de serie
  • Particularmente apropiado para la construcción de utillajes y de moldes debido a la posibilidad de fijación directa por la cabeza del cilindro (diámetro reducido) y la precisión del centraje
  • Longitud mínima

Si desea recibir más información no dude en contactarnos en info@censaindustrial.com

Call Now Button