En abrasivos sólidos, el valor agregado prinipal que puede dar un fabricante está en el la ligadura. Esta ligadura se utiliza para unir el material abrasivo. La combinación de cierta cantidad de adhesivo (ligadura) con el grano abrasivo determinará su porosidad. Es importante lograr que constantemente se esté exponiendo grano y que este se auto-afile permitiendo un desbaste continuo. Esta propiedad de auto-afilado depende del tipo y cantidad de adhesivo utilizado.

Si diseñamos un abrasivo sólido de manera óptima, lograremos excelentes resultados de durabilidad del perfilado además de una excelente calidad de la parte trabajada. La porosidad debe ser suficientemente amplia para permitir que se aloje desecho y soluble, por no tan amplia como para que afecte la vida de la rueda.

Se puede lograr una solución a este conflicto entre la durabilidad y la porosidad, al menos en parte, con la ayuda de sistemas especiales de adhesivos de alto rendimiento.

La alta porosidad y el bajo desgaste de la herramienta ya no son una contradicción. Además, es posible trabajar a velocidades de rectificado de hasta 125 m/s. En lo que respecta a las ruedas de alta dureza, tales velocidades de rectificado no son infrecuentes y representan la última tendencia. En abrasivos CBN se requiere una ligadura con mayor resistencia. Los usuarios a menudo se enfrentan daños térmicos debido a las altas temperaturas en el rectificado. Esto típicamente representa el límite de la velocidad de rectificado. Optimizando el diseño de la rueda, se puede mejorar el flujo de refrigerante a través de la zona de contacto y la eliminación de virutas.

Un diseño óptimo tomando en cuenta un buen equilibro entre el adhesivo, la porosidad y grano abrasivo, nos permitirá obtener excelentes resultados en nuestros proceso de rectificado.

Gracias a Hermes Abrasives por la información

Si desea recibir más información no dude en contactarnos en info@censaindustrial.com

Call Now Button