Tipos de láser habituales en el mercado

Las máquinas de láser disponibles en el mercado se diferencian primordialmente por las fuentes de láser montadas en las mismas. Se trata sobre todo de láseres de CO2, láseres de fibra y láseres de vanadato. Cada tipo de láser tiene sus propias ventajas e inconvenientes y resulta adecuado para tratar unos materiales u otros.

Láseres de CO₂ (láseres de gas)

Los láseres de CO2 son láseres de gas basados en una mezcla gaseosa de dióxido de carbono que se estimula eléctricamente. Con una longitud de onda de 10,6 micrómetros, resultan adecuados sobre todo para tratar materiales no metálicos y la mayoría de los plásticos. Los láseres de CO₂ tienen una eficiencia relativamente alta y muy buena calidad de rayo, por lo que son uno de los tipos de láser más extendidos.

Adecuado para los siguientes materiales: madera, acrílico, vidrio, papel, textiles, plásticos, películas, cuero, piedra.

 

Láseres de fibra

Los láseres de fibra pertenecen al grupo de los láseres sólidos. Generan el rayo láser mediante lo que se conoce como “Seed Laser” y lo amplifican en fibras de vidrio especialmente montadas a las que se suministra energía a través de diodos de bombeo. Con una longitud de onda de 1,064 micrómetros, los láseres de fibra consiguen un diámetro de foco muy pequeño, por lo que su intensidad es hasta 100 veces superior a la de los láseres de CO2 de la misma potencia media emitida.

Los láseres de fibra resultan ideales para el marcado de metales, para grabados en metal y para marcados en plástico ricos en contrastes. Los láseres de fibra por lo general no requieren mantenimiento y se caracterizan por su larga vida útil de por lo menos 25.000 horas de láser.

Este tipo de láser es adecuado para los siguientes materiales: metales, metales revestidos, plásticos.

 

Nd: YAG, Nd: YVO (láseres de cristal)

Como los láseres de fibra, los láseres de cristal pertenecen a los láseres sólidos. Para aplicaciones de marcado, en la actualidad estos láseres son bombeados por diodos (antes mediante lámparas de rayos). Los tipos de láser más habituales de esta categoría son Nd: YAG (granate de itrio-aluminio dopado de neodimio) y Nd: YVO (ortovanadato de itrio dotado de neodimio), llamados así por el elemento de dopado neodimio y el cristal anfitrión. Con 1,064 micrómetros, los láseres de cristal presentan la misma longitud de onda que los láseres de fibra y por lo tanto también resultan adecuados para marcar metales y plásticos.

A diferencia de los láseres de fibra, estos tipos de láser necesita de diodos de bombeo como material de desgaste, que son relativamente costosos, y que hay que cambiar aproximadamente cada 8.000 o como máximo 15.000 horas de láser. Incluso el propio cristal tiene una vida útil mucho más reducida que el láser de fibra.

Adecuado para los siguientes materiales: metales, metales revestidos, plásticos, y en parte también cerámica.

Si deseas recibir más información no dudes en contactarnos en info@censaindustrial.com

Call Now Button