El aumento de la eficiencia en su almacén le ayudará a recorrer un largo camino hacia la mejora de su productividad e ingreso. Para conseguirlo debe hacer mejoras en sus empleados o mano de obra. La aplicación de algunos métodos simples y de sentido común ayudará a mejorar la eficiencia sin alienar a sus empleados o poner en peligro la seguridad.

La reducción de errores

Los errores son una posibilidad en todas las fases de operación del almacén. Cada trabajador debe asumir la responsabilidad del trabajo que está realizando. Aun cuando los trabajadores firmen y pongan sus nombres en las hojas de extracción de inventario o listas de empaque, la rendición de cuentas es un elemento importante en la reducción de errores. Deberá observar en dónde se producen los errores más grandes y qué trabajadores o etapas de la operación son responsables de los mismos.

Mantenga a cada empleado informado de sus errores. La mayoría de los trabajadores se enorgullecen de su trabajo y son impulsados por las metas de rendimiento. Si un individuo no hace mejoras, puede ser necesario un entrenamiento.

Entrenamiento

Si sus empleados no están capacitados para realizar un trabajo correctamente, no se puede esperar que lo hagan eficientemente. Mantenga un conjunto de registros de entrenamiento para cada trabajador y revise los registros periódicamente. Cuando cambien las funciones de trabajo, puede ser necesario un nuevo entrenamiento.

Durante el entrenamiento, pida a los empleados que hacen o desempeñan el trabajo su opinión acerca del proceso. Ellos son los que le pueden dar la mejor información de lo que está funcionando y lo que no.

Organización y accesibilidad

No importa qué tan bien entrenado este su equipo de trabajo, si su almacén no está organizado correctamente no existirá posibilidad de maximizar su eficiencia. Debe analizar cada área de sus operaciones y prestar atención en la circulación de una etapa a la siguiente. Si los materiales no están organizados de una manera razonable deberá cambiar su método.

La eficiencia también se ve afectada negativamente por el desorden. Si los trabajadores no pueden llegar a los suministros y materiales que necesitan de forma rápida, usted está perdiendo tiempo y dinero. Cuando se recibe el inventario, los materiales deben ser inspeccionados, introducirse en el inventario y colocarlos inmediatamente en la ubicación correcta.

Los suministros que se utilizan en las operaciones diarias también deben estar organizados y deben ser accesibles. Si los trabajadores están gastando una media hora o más al dí­a tratando de localizar lo que se necesita, su empresa está perdiendo un tiempo significativo. Esta es otra área en la que sus trabajadores pueden proporcionar sugerencias para hacer el trabajo más fácil y más rápido.

Participar en cada operación

Es posible que personalmente no tenga el tiempo para experimentar cada paso en el proceso de producción de su almacén. Sin embargo, la experiencia práctica es la mejor manera de obtener una perspectiva de lo que funciona y lo que no. Si no puede participar usted mismo, los supervisores deben involucrarse.

Cada etapa de un trabajo debe ser vista desde que se inicia hasta que concluye. Esto significa que debe verse desde que el producto/material entra a sus instalaciones hasta que el producto es enviado al cliente. Al observar los procesos individuales implicados, usted deberá notar cualquier paso inconsistente o ineficiente.

Seguimiento del progreso

Para tener realmente una idea de cómo han ayudado sus esfuerzos de eficiencia, necesitará empezar a medir diferentes indicadores de eficiencia. Estos pueden ser: la cantidad de tiempo que se necesita para cumplir con un pedido, o el número de veces que un paquete se toca durante todo el proceso. Mientras realiza el seguimiento debe observar qué cambios afectan a los diferentes indicadores. Esto le ayudará a desarrollar un plan de mejora de la eficiencia que funcione y se adecue particularmente a su negocio.

Sin un seguimiento, no se dará cuenta de las zonas donde se produce un retroceso. El seguimiento también debe incluir cualquier cambio en la eficiencia cuando se producen cambios de producto o técnicos. La introducción de nuevo equipo puede provocar una desaceleración temporal mientras los trabajadores se acostumbren al uso. Si la disminución no es temporal, tendrá que determinar cuál es el problema con el fin de corregirlo.

Recompensas
A medida que empiezan a recoger los frutos de un almacén más eficiente, es una buena idea incluir a su equipo en la celebración de sus esfuerzos. Compartir los beneficios es una de las opciones que tiene disponibles para recompensar a sus empleados para aumentar la eficiencia.

Si desea recibir más información no dude en contactarnos en info@censaindustrial.com

Call Now Button