El desgaste prematuro de sus cortadores es un costo adicional para su empresa, pero también afecta su productividad. Cualquier conversación sobre maquinado debe comenzar con el avance y la velocidad de corte. Estas dos variables van a definir que sigue.

 

Velocidad de alimentación y corte

Con las velocidades de alimentación y corte, determinamos la rotura de la viruta. Para cada tipo de material y diseño del cortador, existe un rango muy pequeño en el que podemos encontrar la velocidad óptima para maximizar la eficiencia de la herramienta. Incluso si está ejecutando su herramienta a una velocidad de corte ideal, con un avance alto, se herramienta se romperá. No es bueno tener la alimentación correcta si no tenemos la velocidad de corte adecuada. Si es demasiado rápido, el calor generado será suficiente para “ablandar” la herramienta, lo que a su vez hará que nuestra herramienta se desgaste más rápido.

 

Recubrimientos

Los recubrimientos producen una capa que protege los bordes de la herramienta, y en la mayoría de los casos esto mejorara la resistencia al calor en la herramienta, que se produce al cortar materiales más duros. El recubrimiento de nitrato de titanio (TiN) ofrece una protección para uso general en cortadores HSS y de carburo.

Los recubrimientos carbonitruro de titanio (TiCN) ayuda a la las herramientas de carburo a duplicar su velocidad de corte sin desgaste prematuro debido a las altas temperaturas. Incluso con este recubrimiento, las herramientas HSS tendrán un retraso en el desgaste siempre la velocidad de alimentación y corte no produzcan demasiado calor.

Los recubrimientos de aluminio (TiAN) puede soportar el calor más alto generado por la velocidad y la alimentación que se requiere para trabajar con aleaciones de alta temperatura, aceros y materiales templados.

Desviación

La deflexión se produce cuando necesitamos cortar material a altas velocidades de corte o alimentaciones. Esto crea problemas con nuestras herramientas de corte. Principalmente haciendo que nuestras herramientas de corte se doblen. La constante deflexión y relajación de nuestros cortadores los debilitará como sucede con los clips normales. Cuando una herramienta se arquea durante el corte, las flautas penetrarán demasiado en el área de corte, lo que aumentará el volumen de la viruta. Las virutas más grandes pueden hacer que nuestras herramientas se rompan o se saturen. Podemos contrarrestar la deflexión con la velocidad de corte y avance apropiados y utilizando un cortador más corto y más ancho.

Control de virutas

Es importante limpiar el área de corte de las virutas. Esto nos permitirá mejorar nuestra productividad, acabado y rendimiento de nuestras herramientas. Las virutas absorben el calor del proceso de corte y sabemos que el calor es el peor enemigo para nuestras herramientas de corte. El calor también hace que otros materiales blandos (aluminio en particular) se adhieran. Las virutas de aluminio se adherirán a los bordes y en poco tiempo harán que nuestro corte sea inútil. La mayoría de los cortadores para aluminio tienen dos o tres flautas. Con menos estrías, se expone más superficie de corte para extraer material de las ranuras o bordes. Otra forma de tener control de viruta es usar refrigerante. No solo reduce la temperatura de las virutas sino que también ayuda a expulsarlos hacia un lado.

Call Now Button