Las lijadoras de banda (tradicional o estrecha) pueden ser de dos tipos, según su fuente de energía:

  • Lijadoras eléctricas
  • Lijadoras neumáticas

La diferencia básica entre ambas es que las lijadoras neumáticas no poseen motor y, por ende, no requieren electricidad. Sin embargo, para su funcionamiento es necesario contar con un compresor de aire, cuya potencia deberá estar acorde con el uso que se le va a dar a la lijadora. Muchos talleres provistos de compresores de aire utilizan preferentemente las lijadoras de banda neumáticas por su menor costo y peso, además de una mayor seguridad para el trabajador, ya que no cuentan con componentes y cables eléctricos, que pueden ser peligrosos.

Aunque el diseño y la disposición varían según el fabricante, las lijadoras manuales tradicionales poseen los siguientes componentes principales:

Las lijadoras de banda manuales son ideales para remover la pintura de superficies, manchas en la madera y renovar muebles antiguos. También se pueden utilizar para suavizar las esquinas de los muebles y obtener bordes redondeados. Sin embargo, suelen dejar marcas y arañazos, por lo que es aconsejable terminar el trabajo de acabado con otro tipo de herramientas, como las lijadoras orbitales.

Si deseas recibir más información no dudes en contactarnos en info@censaindustrial.com

Call Now Button