Si ha realizado diversas pruebas de lija para el acabado de sus piezas de producción es probable que en más de una ocasión no le funcionaron por alguna razón. En este artículo exploraremos las diversas razones por las que no funciona la lija y qué puede hacer para tener pruebas exitosas.

Las razones principales del fracaso en las pruebas son:

No da el acabado adecuado
No tiene el rendimiento que compense el precio
Es incómodo para el operario usar el producto nuevo
No tiene precio que buscaba
No hay motivación para hacer mejoras en el departamento de acabado de la empresa

Para lograr pruebas exitosas tome en cuenta los siguientes 3 elementos básicos:

Especificación.

El primer paso al seleccionar la lija a probar es revisar la especificación del producto. En este paso tome en cuenta el mineral abrasivo que se usa (óxido de aluminio, carburo de silicio, cerámico, zirconia, …), el respaldo del abrasivo (tela, papel, fílmico, …), el método de sujeción del abrasivo a su equipo (velcro, pegamento, orificio, …), si es grano abierto o cerrado. Además de los detalles del producto también es importante conocer el objetivo de la prueba. Si desea mejorar costos a través de precio o rendimiento, acabado de la superficie trabajada, facilidad de uso u otro parámetro. Consulte a su asesor de abrasivos para ver qué alternativas le puede ofrecer para cumplir su objetivo.

Uso.

Una vez que especificó la lija que quiere probar es importante conocer la manera en que la usa. Esto incluye tipo de herramienta (orbital, giratoria, de banda, …), y si es aplicación manual o automática. Para aplicaciones automáticas será más preciso el resultado de rendimiento ya que le permiten ejercer una fuerza constante sobre la superficie provocando un desgaste homogéneo del abrasivo. En las aplicaciones manuales es mucho más complejo el proceso de pruebas ya que pequeñas diferencias en la presión ejercida por parte del operario pueden ser determinantes en el éxito o fracaso de la misma. Si el operario siente que el producto nuevo le provocará más trabajo o fatiga muy probablemente provocará el fracaso para evitarse dicha incomodidad. En cambio, cuando ve beneficios de mejora en su trabajo es probable que intente lograr el éxito el abrasivo. En algunas empresas el costo de los insumos lo incluyen como parte de la evaluación que hacen a los departamentos de acabado. Al incluir el insumo en la evaluación, crea un incentivo en el departamento para que esté en búsqueda de abrasivos que mejoren los resultados de la empresa.

Precio.

Si para su aplicación va a ser difícil determinar el rendimiento del producto y no le interesa una mejora en el acabado del mismo, basta con que le mejoren el precio y mantenga su rendimiento y acabado para que considere la prueba exitosa. En cambio si le interesa más el rendimiento de la lija o el acabado, es importante que defina sus metas en base a estas dos variables y deje la negociación del precio al final para que puedan ofrecerle los productos que mejor satisfagan su necesidad de mejora.

Si tiene una aplicación de abrasivos que quisiera que analicemos no dude en contactarnos a info@censaindustrial.com.

Call Now Button