A la hora de usar una carda existen muchas variantes que nos ayudarán a lograr nuestros objetivos de acabado, desbarbado o limpieza de partes.

Además de las típicas especificaciones de diámetro, centro y espesor, en este artículo veremos los tipos de filamentos y las diferentes aplicaciones en las que los podemos usar para que se adapten mejor a nuestro proceso.

Los tipos de filamentos más comunes son los siguientes:

Acero al carbón: Es excelente por su resistencia al desgaste, además de ser muy flexible al trabajar. Permite remover pedazos grandes de rebaba.

Acero inoxidable: Resiste la corrosión que le permite trabajar bien en acero inoxidable. También funciona en materiales con químicos o solventes. Se regresa a su forma original fácilmente.

Bronce-latón: No es corrosivo, los filamentos son muy flexibles y producen muy poca chispa. Son más suaves que los de acero al carbón y acero inoxidable por lo que funcionan bien para limpiar sin dañar superficies.

Cuando no quiere degradar las dimensiones de la parte a trabajar puede usar los siguientes 3 tipos de filamentos:

Nylon con Carburo de Silicio: Este mineral es el más utilizado en aplicaciones de filamento de nylon ya que funciona bien tanto en materiales ferrosos como no ferrosos.

Nylon con Óxido de Aluminio: Excelente para aplicaciones en partes de madera. Normalmente este filamentos con este mineral no son tan agresivos como los de carburo de silicio

Nylon con Óxido Cerámico: Este mineral es más agresivo que el carburo de silicio. Ideal para desbarbado pesado y también para aplicaciones donde se desea reducir el tiempo. Se han hecho pruebas en las que se logro un 200-300% mayor de rendimiento que con filamentos de nylon con carburo de silicio.

Si desea ver si alguno de estos filamentos puede funcionar en su aplicación no dude en contactarnos a fruanova@censaindustrial.com

Call Now Button