Pulir usando ruedas y pulimento es como usar papel de lija, solo que más rápido. En este caso se utiliza la potencia y velocidad de un motor eléctrico. La rueda hace el papel de respaldo de la lija y el pulimento es la lija.

Las ruedas para pulir se hacen de algodón, lona, gamuza, etc. Pueden ser sin costura, con costura, sesgadas o dobladas.

Las ruedas para pulir pueden tener hasta 100 capas de tela. Pueden tener densidades blandas, medias o duras, que se refieren al recuento de hilo de la tela. Un mayor número de hilos indica una tela más fuerte y más dura con una mayor capacidad de corte.

Existe una gran variedad de diseños para este tipo de ruedas, y funcionan a velocidades de 5.000 a 8.000 pies cúbicos. Cada rueda debe probarse durante unos segundos antes de su uso. Además, las ruedas de pulido tienen áreas seguras e inseguras. La zona de seguridad gira hacia fuera de la pieza de trabajo y hacia el operador. La zona insegura gira hacia la pieza de trabajo. La pieza de trabajo debe ser aplicada solamente al área de la rueda que está girando lejos de la pieza de trabajo. Los objetos que arroja una rueda de pulido viajan a altas velocidades, lo que podría resultar en accidentes graves o fatales.

Esperamos esta información le sea de ayuda. Si desea recibir más información no dude en contactarnos en info@censaindustrial.com

Call Now Button