Al punzonar, el grado de carburo depende de la sección transversal del punzón. Entre más gruesa sea la sección transversal, más duro debe ser el carburo. Para mitigar la ruptura de punzones enteros, a veces es necesario un punzón híbrido con una pequeña punta recubierta.

Al utilizar carburo en procesos de mecanizado, la punta debe ser redondeada y pulida. Para la perforación con un troquel progresivo, la cara y las paredes del punzón también deben estar bien pulidas. De lo contrario, cuando la velocidad aumente se genera una fricción que hace que pequeñas partí­culas de aluminio se adhieran a las paredes del punzón, creando así las tan molestas astillas.

Si desea recibir más información no dude en contactarnos en info@censaindustrial.com

Call Now Button