Existen tres formas posibles de falla en una herramienta de corte en maquinado:

1. Falla por Fractura: Este modo ocurre cuando la fuerza de corte se hace excesiva en la punta de la herramienta, causando una falla repentina por fractura.

2. Falla por Temperatura: Esta falla ocurre cuando la temperatura de corte es demasiado alta para el material de la herramienta, causando ablandamiento en la punta, deformación plástica y pérdida del filo en el borde.

3. Desgaste Gradual: El desgaste gradual del borde cortante ocasiona perdida de la forma de la herramienta, reducción en la eficiencia del corte, desgaste acelerado y falla final de la herramienta, a la falla por temperatura.

Las fallas por fractura y temperatura dan como resultado una perdida prematura de la herramienta de corte. Estas dos formas de falla son por tanto indeseables. De las tres posibles formas de falla es preferible el desgaste gradual, debido a que este permite una mayor utilización de la herramienta con la ventaja económica asociada a un uso más prolongado.

La calidad del producto también debe considerarse cuando se intenta controlar las formas de falla de la herramienta. La falla repentina de la punta de la herramienta durante un corte causa frecuentemente daños a la superficie de trabajo. Este daño requiere volver a trabajar la superficie o posiblemente desechar la parte. El daño se puede evitar si la selección de las condiciones de corte favorecen el desgaste gradual de la herramienta y evitan la fractura o falla por temperatura, o si la herramienta se cambia antes de que ocurre una falla catastrófica del borde o filo cortante.

Si deseas recibir más información no dudes en contactarnos en info@censaindustrial.com

Call Now Button