Ya sea en la industria automotriz, en el procesamiento diverso del acero resistente a la corrosión, en la ingeniería médica o aeronáutica, las superficies precisas, funcionales y/o estéticas son el objetivo de los procesos de rectificado. El desempeño del proceso juega un papel crucial, ya que, en última instancia, éste parámetro determina si la fabricación rentable será posible en países altamente industrializados como el nuestro en el futuro. Esta relación es particularmente relevante para el mecanizado de alto rendimiento, que implica altas tasas de eliminación de material.

La combinación de la tasa de extracción de metal máxima posible y el desgaste mínimo de la herramienta es esencial para cada operación de rectificado industrial. Dependiendo de cómo se diseñe esta combinación, se pueden determinar los tiempos de proceso y los costos cruciales por componente. De ello se deduce que la herramienta de rectificado adecuada juega un papel decisivo para hacer posible un mecanizado altamente productivo y de alto rendimiento. Dependiendo del tipo de herramienta de rectificado, durante el desarrollo entran en juego varios aspectos.

Para abrasivos en sustratos, por ejemplo, se garantiza un “alto rendimiento” con la ayuda de materiales de corte modernos y combinaciones innovadoras de materiales de corte o la elección de diferentes sustratos. En el caso de los abrasivos unidos, además de la selección de los materiales de corte correctos y la combinación óptima de los mismos, también existen sistemas de unión innovadores. Además, el diseño de la herramienta y su adaptación específica al proceso juegan un papel central para un alto rendimiento.

Gracias a Hermes Abrasives por la información

Si desea recibir más información no dude en contactarnos en info@censaindustrial.com

Call Now Button