Los sistemas de soldadura robótica brindan velocidad, precisión y repetitividad en muchas aplicaciones de fabricación y manufactura, características que pueden aumentar la productividad y la consistencia, y reducir el retrabajo. Sin embargo, es importante que usted no sea victima de algunos mitos comunes sobre estos sistemas.

Aquí­ te presentamos algunos de los principales mitos:

Mito 1: no es necesario el mantenimiento preventivo para un sistema de soldadura robótica

El mantenimiento preventivo es necesario para maximizar el retorno de la inversión de un sistema de soldadura robótica. Puede ayudar a evitar tiempo improductivo no programado, partes de mala calidad y reparaciones costosas. Incluso puede ayudar a evitar fallas que requieran reemplazar equipo.

Además del sistema, la pistola robótica, los consumibles y los cables, todos se benefician del mantenimiento preventivo. El saltar esta parte importante del proceso puede resultar en problemas de alimentación del alambre, fallas prematuras de la pistola o de los consumibles, e infinidad de costosos problemas.

Mito 2: no vale la pena gastar en una estación limpiadora de boquillas

Los periféricos, como las estaciones limpiadoras de boquillas, son equipo adicional que puede maximizar la efectividad del sistema de soldadura robótica, y reducir costos. Este equipo es particularmente útil para minimizar el tiempo improductivo causado por la limpieza y la reposición manual de consumibles.

Una estación limpiadora de boquillas (también llamada escareador o limpiador de salpicadura) remueve la soldadura acumulada en la boquilla. Una boquilla limpia es importante para un buen flujo del gas de protección, lo cual minimiza problemas de porosidad que llevan a retrabajo o partes desechadas. Además, la mayoría de los escareadores de boquilla incluyen un aspersor anti salpicadura que recubre la boquilla, la punta y el difusor de gas para reducir la acumulación de salpicadura en el diámetro interior de la boquilla.

Aun cuando la estación limpiadora de boquillas requiere una inversión adicional de capital, tí­picamente el periodo de recuperación es más bien corto.

Mito 3: el retrabajo es una parte rutinaria de la operación de un sistema de soldadura robótica

Algunas compañías pueden considerar que las partes rechazadas y el retrabajo son una consecuencia rutinaria de usar un sistema de soldadura robótica; sin embargo, pueden reducir o incluso evitar retrabajo costoso con una adecuada capacitación y mantenimiento del equipo.

Después de que se instala el sistema de soldadura robótica, es importante tener a alguien capacitado para que programe y ajuste correctamente el sistema según se requiera. De lo contrario, el operador de soldadura puede sentirse inseguro sobre cómo ajustar el sistema y quedarse con niveles de producción y tasas de retrabajo lejos de lo óptimo, causando tiempo improductivo y costos adicionales.

El tener un empleado con experiencia en soldadura que esté capacitado para reprogramar el sistema o ajustarlo según se requiera, ayuda a una compañí­a a maximizar los beneficios de un sistema de soldadura robótica. El trabajar con un distribuidor de soldadura y/o con un integrador de sistemas de soldadura robótica confiable es una buena forma de asegurar la mejor capacitación. En la mayorí­a de los casos, la capacitación es parte del paquete del sistema de soldadura robótica, y también hay cursos adicionales de actualización para ayudar a maximizar la eficiencia de la operación.

Acabar con estos mitos comunes y seguir las mejores prácticas puede ayudarle a obtener el máximo de su sistema de soldadura robótica.

Si deseas recibir más información no dudes en contactarnos en info@censaindustrial.com

Call Now Button