Una de las preguntas más comunes en la industria de fabricación de metal es ¿Cuál tecnología de corte de metal es la mejor?

Desafortunadamente, no existe una respuesta única para esta pregunta. La respuesta depende del metal que se corta, el espesor del metal, de qué tan rápido debe hacerse el trabajo y de cómo define el productor un corte de calidad.

Para ayudar a aclarar un poco esta duda, te mostramos a continuación las principales características de las tecnologías más usadas para el corte de metal.

Corte con Oxicombustible

En este método de corte de metal, se usa un soplete para calentar el metal a temperatura de ignición. El chorro de oxígeno con el que se apunta al metal reacciona con el metal en un proceso químico, oxidando al acero y soplándolo para formar el corte. El calor es realmente un subproducto del proceso.

El corte por oxicombustible se usa principalmente para cortar acero suave en espesores de 3/8 de pulgada a 12 pulgadas. La tecnología no se considera práctica para aluminio o acero inoxidable, pero puede usarse para titanio.

La tecnología tiene una zona muy grande afectada por el calor en comparación con las otras tecnologías de corte, y no es tan precisa, tí­picamente ±0.0625 a ±0.125 pulgadas, aunque un control cuidadoso del proceso puede resultar en parámetros de tolerancia mucho más estrictos.

Corte por Plasma

Resultado de imagen para Corte por Plasma

Cuando un gas se calienta a una temperatura extremadamente alta, éste se ioniza. En este punto, el gas ionizado, eléctricamente conductor, puede ser llamado plasma.

Cuando se enví­a una alta velocidad de plasma a una pieza de trabajo metálica, con ésta se envía un arco eléctrico. El calor del arco funde el metal que se va a cortar, y el chorro de gas ionizado sopla el metal fundido.

Los sistemas de plasma de alta densidad, también conocidos como sistemas de alta definición, producen un mucho mejor corte en metal porque la más reciente tecnología de boquillas reduce dramáticamente el arco para entregar mucha más densidad de energía.

El corte por plasma puede brindar una variedad de velocidades y calidad de corte, dependiendo del material que se vaya a cortar, del espesor del material, de la calidad deseada del corte, y de la velocidad de corte requerida. La capacidad para ajustar el amperaje de la máquina, de 30 a 260, permite esta flexibilidad.

Una sencilla regla de dedo: mientras más potencia le dé, más rápido cortará el metal con plasma. Las velocidades de corte son menos afectadas por el espesor del material que otros procesos. De hecho, el corte por plasma es efectivo para aluminio, particularmente aluminio grueso.

Debido a que el corte con plasma no es tan preciso como otras tecnologías de corte de metal, puede no ser capaz de entregar una serie de hoyos funcionales. El ancho mayor de la muesca afecta la definición de la parte. Es por eso que la tecnología con frecuencia se equipara con el herramental de punzonado. Sin embargo, el corte con plasma de alta densidad puede dar tolerancias de ±0.010 pulgadas a ±0.015 pulgadas en procesos estrechamente monitoreados.

Corte por Láser

Resultado de imagen para Corte por laser

Un resonador láser emite un rayo de luz de baja divergencia con una longitud de onda bien definida que, cuando se enfoca a un punto pequeño, es capaz de cortar metal. La mayoría de las máquinas de corte por láser encontradas en los talleres de fabricación en metal son impulsadas por un resonador de CO2 y su potencia va de 1.5 kW a 6 kW.

En algún momento, los láseres se limitaron a cortar metal de chapa delgada. Sin embargo, debido al surgimiento de resonadores láser más poderosos, los láseres ahora se usan comúnmente para cortar aceros más gruesos, normalmente hasta de 1.5 pulgadas.

Las máquinas de corte láser son opciones populares en los talleres de fabricación porque éstas cambian de un metal a otro realmente rápido y pueden manejar varios espesores con un simple cambio en el ajuste del foco. Los láseres tienen además una zona afectada por el calor muy pequeña debido a que el láser puede enfocarse muy estrechamente.

La tecnología de control del corte láser ha mejorado, haciendo el manejo del proceso de corte mucho más simple. Los cabezales de corte se ajustan para mantener una altura consistente mientras cortan. El foco cambia automáticamente cuando se introduce un nuevo material. Una longitud constante del rayo se mantiene en algunas máquinas con óptica volante, ayudando a brindar desempeños consistentes del corte. La entrega de gas auxiliar se ajusta conforme el láser se mueve a la siguiente tarima. La mayorí­a de los sistemas viene con cambiadores de tarima básicos, que permiten a los operadores montar la siguiente hoja mientras el corte continúa en otra hoja.

Las máquinas de corte láser son herramientas de fabricación muy flexibles, capaces de entregar corte a tolerancias muy altas, pero también son dispositivos muy complejos.

Corte por Chorro de Agua

Resultado de imagen para corte por chorro de agua

El corte por chorro de agua se basa en una bomba de agua de alta presión para empujar agua a través de una boquilla donde el agua se mezcla con un abrasivo, como granate u óxido de aluminio. La combinación del chorro de agua a alta velocidad y los abrasivos erosiona el material al cual se apunta la boquilla.

El corte por chorro de agua es adecuado para aquellos talleres que desean cortar una variedad de sustancias, no sólo metales. Los chorros de agua pueden usarse para cortar materiales tan diversos como vidrio y hule.

Cuando se trata de metales, el corte por chorro de agua es popular porque produce un corte sin zona afectada por el calor. El material no se distorsiona alrededor del corte, por lo que el resultado final es un muy buen acabado superficial.

Una máquina de corte por chorro de agua puede cortar fácilmente chapa metálica delgada y hasta de 12 pulgadas de espesor, de ser necesario. Obviamente, conforme el chorro de agua corta materiales más gruesos, las tolerancias bajan mientras que los tiempos de corte aumentan.

La capacidad para hacer cortes precisos es otro atractivo beneficio del corte por chorro de agua. Los fabricantes pueden cortar partes pequeñas con una tolerancia de ± 0.001 pulgadas o mejor, y partes grandes con una tolerancia de ±0.003 pulgadas a ±0.005 pulgadas.

La bomba del chorro de agua está en el corazón del sistema de corte. Básicamente, mientras más pueda aumentar un fabricante la presión del chorro de agua, más rápido puede hacer el corte.

Los avances en bombas y otras áreas, como la tecnología que permite que una boquilla de chorro de agua se ajuste automáticamente durante el corte para una precisión mayor de la parte, han ayudado a hacer el corte por chorro de agua una tecnología de corte de metal mucha más competitiva.

Esperamos la información sea de ayuda.

Si deseas recibir más información no dudes en contactarnos en info@censaindustrial.com

Call Now Button