Imagen relacionada

Existen tres categorías básicas de fluidos para corte de acuerdo a su formulación química: 1) aceites de corte, 2) aceites emulsificados y 3) fluidos químicos y semiquimicos.

Los aceites de corte son fluidos basados en aceites derivados del petróleo, de origen animal, marino o vegetal. Los aceites minerales son los principales debido a su abundancia y sus características favorables en general. Para lograr la máxima capacidad de lubricación se combinan frecuentemente todos los tipos de aceite en un mismo líquido. También se mezclan aditivos químicos para incrementar las cualidades lubricantes.

Los aceites emulsificados son fluidos que forman suspensiones de pequeñas gotas de aceite en agua. El fluido se hace mezclando aceite en agua, y se utiliza un agente emulsificante para promover la mezcla y la estabilidad de la emulsión. Una relación típica entre agua y aceite es de 30 a 1. Debido a que contienen aceite y agua los aceites emulsificantes combinan las cualidades de lubricación y refrigeración en un solo fluido para corte.

Los fluidos químicos son sustancias químicas disueltas en agua. Las sustancias químicas se destinan a suministrar algún grado de lubricación a la solución. Los fluidos químicos tienen buenas propiedades refrigerantes, pero sus cualidades lubricantes son menores que las de los otros tipos de fluidos. Los fluidos semiquimicos son fluidos químicos que contienen pequeñas cantidades de aceite emulsificado para incrementar las características lubricantes del fluido de corte. De hecho es una clase hibrida entre fluidos químicos y aceites emulsificantes.

Si deseas recibir más información no dudes en contactarnos en info@censaindustrial.com

Call Now Button